Civilización Zapoteca

Durante la época precolombina, los zapotecas fueron una de las civilizaciones más importantes de Mesoamérica. Abarcaban Oaxaca y el istmo de Tehuantepec. Su origen no se explica a través de las leyendas características de otras civilizaciones precolombinas, sino que creían haber nacido directamente de rocas, árboles y jaguares.

Alrededor del año 800 a.C., los zapotecos dominaron los valles centrales del actual estado de Oaxaca; Monte Albán fue el centro urbano y ceremonial más importante de esta altamente desarrollada civilización.

Su religión giraba en torno a la adoración de varios dioses. El dios principal se llamaba Xipe Totec y tenía tres representaciones: Totec es el dios mayor que los regía, Xipe es el dios creador que hizo todo como es, y Tlatlauhaqui es el Sol. Cocijo, el dios de la lluvia, es representado por una combinación de símbolos tierra-jaguar y cielo-serpiente. Los ritos religiosos eran dirigidos por varios sacerdotes e incluían sacrificios humanos. Mitla era su sede religiosa y se rendía culto al sol, la lluvia, la tierra y el maíz para obtener buenas cosechas.

Una de las más arraigadas supersticiones en la cultura zapoteca era el “nahualismo”. En el día en que nacía un bebé, se ponían cenizas en la choza de la madre y las huellas que aparecían marcadas representaban al animal “tótem” del niño, el que le daba su personalidad. La creencia “tona” era que los magos oscuros se convertían en su animal tótem para llevar a acabo actos malvados en las noches.

Los zapotecas y mayas fueron las únicas culturas de su época que desarrollaron sistemas completos de escritura. La escritura zapoteca consistía en jeroglíficos y otros tipos de símbolos que grababan o pintaban en piedras y edificios. Estos símbolos representan ideas y sonidos.

El esplendor del a civilización zapoteca terminó en 1200 d.C. pero aún continúa la influencia de su cultura en Oaxaca, Tabasco y Veracruz.

Leave a Reply

Post Navigation